22

Creo en la suerte. Más que nada porque me considero un tipo afortunado. Incluso muy afortunado en momentos puntuales. También creo que la suerte no se presenta sola. Puede estar llamando a tu puerta durante días y días, pero si no se la abres puede que no llegue a entrar nunca.

A pesar de esto, no soy muy partidario de los juegos de azar. Con dos excepciones: mis dos columnas semanales para el Euromillón y la lotería de Navidad. Por una particular superstición en el primer caso y porque me declaro ferviente defensor de las tradiciones en el segundo. 
La lotería es el trabajo día a día”, me decía mi abuela cuando le llevaba la tradicional participación de 500 pts, doblándola cuidadosamente y guardándola en su cartera junto a las que le regalaban sus otros nietos. “Decía la abuela que la lotería es el trabajo día a día”, comentaba uno de mis hermanos a mi padre cuando este intentaba regalarle una participación del décimo que había comprado para todos los hijos. Y nunca se la cogía.

Me gusta comprar participaciones en los lugares que frecuento durante el año, compro siempre varios décimos en el trabajo, que luego reparto/intercambio con amigos y familiares, compro siempre un décimo terminado en 8 (superstición pura y dura), siempre hay algún sobrino o conocido con viajes de fin de curso o paso de ecuador que te coloca las consiguientes participaciones-trampa (Si tiene recargo te la voy a cobrar aunque sólo toque el reintegro, los aviso. Y cumplo siempre la amenaza). El día del sorteo, lo escucho siempre por la radio y al día siguiente compruebo religiosamente mis números en el especial del Diario (una tradición más).

Como dije al principio, juego siempre a la lotería el 22 de Diciembre porque soy un ferviente defensor de las tradiciones. Por eso y porque además de paz, armonía amor y felicidad en el mundo, también quiero un millón de euros por Navidad.

Pues eso, que hoy es el día de la salud.

The Andersons “A million dollar for Christmas”




 

Y de regalo

“Ledonia B”

 

“Snub”


Liderados por el bajista Derrick Anderson (Chewy Marble) y el guitarrista Robbie Rist (Martin Luther Lennon y Wonderboy), The Andersons publicaron en 2001 “Family Secrets”, en el que están incluídas estas tres canciones

En General | Sen comentarios | Permalink






Enviar un comentario

Nome:
Correo electrónico:
URL:
O teu comentario:

sintaxe html: deshabilitado